lunes, 3 de junio de 2013

Y gritar...



Gritar a los cuatro vientos que te quiero, que quiero que estés a mi lado y que no te vayas jamás. Gritar que, aunque aún no te haya encontrado, quiero que me digas que me quieren, que no te irás jamás. Gritar que, aunque estés lejos, no dejo de pensar en ti. Gritar que te quiero con locura, amor y deseo.
Gritar que te quiero más que a nadie. Que quiero pasar mi vida contigo. Que creemos una vida juntos, jamás separarnos, y que me correspondas. Gritar, gritar y volver a gritar todo lo que he sufrido, llorado, desperdiciado hasta encontrarte. A ti, a quien algún día, seas quien seas, me harás feliz, estarás a mi lado y al despertar por la mañana me digas "¡Buenos días, princesa!" como en aquel libro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario