lunes, 16 de septiembre de 2013

Valorar lo que se tiene, por encima de lo que se quiere



Y de eso trata la vida. De aprender que debemos valorar más lo que tenemos. Y menos lo que queremos.
Lo que tenemos, está, pero si no lo cuidamos, se irá. Y es posible que lo perdamos si estamos abstraídos en aquello que queremos. Y cuando nos demos cuenta de que lo que de verdad nos hacía felices era lo que teníamos, comprenderemos que debimos ciudarlo. Lo comprenderemos, cuando lo hayamos perdido. Cuando ya no exista la posibilidad de enmendar el camino que recorrimos mal. De volver en el tiempo y recuperarlo. Lo que teníamos y ahora queremos.
Cuando sepamos que hemos perido lo que más queríamos en nuestra vida, aprenderemos una lección más.
Una más.
De miles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario