lunes, 10 de marzo de 2014

Cuando...



Cuando miras al futuro y los recuerdos pasan entre tus dedos como finos hilos. Imposibles de atrapar sin mirar al pasado, imposibles de recordar, perdidos en su época, en el fondo de tu memoria.
Los recuerdos que se olvidan, no renacen, mieren, desaparecen en la espesa niebla del olvido.
Cuando te ciega una estúpida idea.
Cuando no ves lo que tienes ante tus ojos, lo más pobre, lo más valioso, amor.
Cuando temes arriesgarte.
Cuando, por más que lo intente otra persona, te ciegas sólo, y nadie, ni tú mismo, eres capaz de quitarte esa venda de los ojos.
Cuando no puedes apartar a esa persona de tu cabeza, cuando esa persona es realmente importante para ti, para tu vida, aunque esa persona no tenga la más mínima idea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario