jueves, 19 de marzo de 2015

¡Felíz día del padre!

Sé que llego un poco tarde, pero he tenido un día ajetreado y no he conseguido hacerlo antes.Pero aqui os la traigo.
La entrada en sí es para aquellos que no comprenden y/o entienden el español.
Esta mañana, he subido a YouTube un vídeo dedicado a mi padre y, en parte, a todos los padres del mundo.
Os voy a dejar el vídeo para quienes queráis verlo, aquí


Y el texto para que cada cual lo traduzca, a continuación
* El texto no es exactamente lo que dice el vídeo, los que lo escuchéis y lo leáis, lo veréis. Pero no porque lo hiciera porque sí, si no porque mientras lo grababa (el audio) añadia palabras.




Feliz día del padre, papá
Felicidades, papá.
Hoy es tu día y, como tal, me gustaría que fuera especial, así que déjame intentarlo, ¿vale?
Vamos allá.

Aunque quizá no sea el mejor año para nosotros; o aunque quizá no haya un gran regalo a los pies de la cama esperando a que despiertes; o aunque quizá no haya un regalo escondido en algún lugar de la casa, quiero que sepas que te quiero.
Te queremos.
 Y es algo constante, algo que no cambiaría ni con todo el oro del mundo.
Sólo sube y sube como una montaña rusa.

Llevo 18 años unida a ti, y espero que sean muchos más. Hasta el fin.
- ¿El fin de qué? Pues la verdad es que no lo sé.
- ¿Hasta el fin de mis días? Puede, pero nos volveremos a ver. Nos encontraremos allí donde vayamos.
- ¿Hasta el fin del mundo? Si, y más allá.

Me gustaría dejar constancia de todo esto, y creo que esta es una buena forma de hacerlo. O quizá no. La verdad es que no tengo ni idea.
Quiero que tengas algo mío SIEMPRE.
Y quizá esta sea una forma.
El tiempo lo dirá.

No quiero que me olvides.
No quiero (ni voy) a olvidarte.
Lo prometo.

Quiero que sepas, ahora y siempre, que te quiero, y que eres el mejor padre que podría desear tener.

Que sí, que quizás no tengas la cara de Carlos Baute, o los músculos tonificados de Bustamante, pero ¿acaso importa?
Ninguno de ellos es mi padre, sim embargo, tú sí.

Te quiero, y eso es todo.
No me gustaría que lo olvidaras.
Podría decirlo en la inmensidad del océano o gritarlo a los cuatro vientos y no perdería su significado.

Puede que haya personas que no lo entiendan, que piensen que estoy loca (y razón no les falta), pero el amor es el amor, y nunca falla, nunca se detiene.

Sé que puede que no te diga o que no te demuestre lo suficiente que te quiero, y lo siento. Pero las cosas buenas, se sirven en pedazos pequeños.
Puede que no siempre te acompañe a todas partes, pero me hago mayor. Maduro, y mis intereses cambian de dirección.
Sé que sólo te interesas por mi, aunque a veces puede resultar un poco agobiante.
Supongo que son cosas de padres, así que no te lo discuto.

Quizá esta parrafada no sirva de mucho, o quizá sí.
Pero creo que esto de escribir no está siendo lo mío.

Papá, te quiero.
Y espero que un día mis hijos (tus nietos), tengan un padre igual de maravilloso que tú.
Alguien que les cuide y haga todo lo posible porque sean felices.
Y si no es así, o no del todo, siempre tendrán a su abuelo.



Te queremos,
eres fascinante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario