miércoles, 17 de junio de 2015

Reseña - Una estrella que no se apaga

- Título: Una estrella que no se apaga
- Autores: Esther Earl con Lori y Wayne Earl
- Editorial: Nube de tinta
- Páginas: 319
- Formato: Tapa blanda con solapas
- Precio: 16,95€
- ISBN: 978-84-15594-35-2










Sinopsis
"Uno de esos libros excepcionales que cambiarán tu forma de ver el mundo."
Metro New York

A Esther Earl le diagnosticaron cáncer de tiroides cuando tenía 12 años. Murió en 2010, poco después de cumplir los dieciséis, pero antes inspiró a miles de personas.

Estas extraordinarias memorias recogen los diarios, cuentos, cartas y esbozos de Esther. Además, las fotografías y escritos de su familia y amigos ayudan a narrar su historia, un testimonio conmovedor sobre el poder de la vida.

"Simplemente sé feliz, y si no puedes ser feliz haz cosas que te hagan feliz. O no hagas nada, pero con las personas que te hacen feliz."

Esther Earl fue una adolescent con un talento y lucidez excepcionales, pero una adolescente normal, al fin y al cabo. Se esforzó por vivir con ilusión y generosidad, especialmente tras saber que su cáncer de tiroides era terminal.
El escritor John Green conoció a Esther en una convención de Harry Potter, y entre ellos nació una profunda amistad, tan profunda que el novelista le dedicó su novela Bajo la misma estrella y ha escrito el prólogo a este libro.
Desde 2010 John Green y sus seguidores celebran el Día de Esther cada 3 de agosto, en el que, a petición de Esther, se expresa el amor hacia amigos, familiares y personas importantes a las que no solemos decir "Te quiero".

Opinión
La estructura del libro es simple, está dividido por colores según quién escribe, y se entrelazan.
No he memorizado la regla de colores, pero hay tanto textos del diario de Esther, como de sus padres, médicos, amigos...

En primer lugar, podemos leer el prólogo que John Green escribió para este libro dado que conoció personalmente a Esther y pudo disfrutar de su compañía hasta el final.
Es un prólogo lleno de emociones, de sentimientos...transmite tanto, que es imposible no sentir nada, ni un cosquilleo.

Lejos de ser la historia triste de una chica que sucumbió al cáncer, éste libro nos relata todo lo que vivió Esther Grace Earl y sus familiares, no la historia de su cáncer.
La historia de Esther es conmovedora, transmite multitud de sentimientos. Puedes pasar de la risa al llanto con tan sólo pasar algunas páginas.

Personalmente, es un muy buen libro. Me ha encantado conocer a Esther, cómo es y su modo de vivir la vida. Ver cómo, en vez de pensar en ella, en lo enferma que está y que la cuiden y se preocupen única y exclusivamente de ella, ve las necesidades y preocupaciones de los demás. Puedes, incluso, empatizar con la historia, lo que no es difícil dado todo lo que se cuenta.

Cuenta casi el día a día de sus últimos años, todo lo que fue haciendo por los demás, y también lo que hicieron por ella. Lo mejor y lo peor de la adolescencia, sin obviar el hecho de que era una adolescente diferente en lo referente a su enfermedad.

Es una historia que se deja leer y transmite valores que bien podrían no conocer muchos jóvenes que poco conocen lo que Esther tuvo que experimentar.



4 comentarios:

  1. Este tipo de libros no me gustan leerlos, me ponen muy triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, este tipo de libros suelen ser muy duros de llevar, en unas partes más, en otras menos..
      Para gustos los colores^^

      Eliminar
  2. A este le eché un ojo cuando se publicó y me emocioné solo mirándolo por encima, asi que no me imagino lo que sería leerlo jejejeje Pero me apetece ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy emocial al fin y al cabo, me desencadenó muchísimas sensaciones dentro :D

      Eliminar